Dificultades para la socialización

Las dificultades para la socialización tienen tres causas, que pueden presentarse todas o solo algunas:

a) desinterés por la interacción social
b) dificultades derivadas a su vez de las dificultades con el lenguaje
c) presencia de intereses restringidos

Sea por un motivo o por otro, estas personas experimentan, como todas, la necesidad de socialización. En muchos casos, esta necesidad se presenta de una forma plenamente análoga a la de los neurotípicos, mientras que en otros, aunque personalmente no les reporte los grandes incentivos emocionales que experimentan los neurotípicos, una socialización deficiente les genera perjuicios graves en otras facetas de su vida.

La socialización se ve dificultada no solo por las incapacidades de estas personas, sino también por las actitudes de incomprensión, rechazo o aprovechamiento de sus iguales y de otras personas. Son por lo tanto personas muy propensas a ser víctimas de acoso escolar (bullying), engaños y daños emocionales.

Volver a “Neurodiversidad funcional”