La neurodiversidad funcional

La Asociación se propone ayudar a niños/as, adolescentes y jóvenes cuya neurodiversidad funcional y sociofuncional dificulta su plena autonomía personal y el desarrollo de una inserción social típica, su plena autonomía personal, el conocimiento y expresión emocional y la comunicación inter- e intrapersonal.

Entre las personas a las que se dirige nuestra acción, estarían personas con dificultades en la expresión emocional, personas con dificultades en el mundo de las relaciones sociales, trastornos de la comunicación y/o expresión social, personas con sintomatología compatible con el trastorno generalizado del desarrollo (TGD) no especificado de alto funcionamiento, trastornos de espectro autista (TEA), síndrome de Asperger, así como trastornos emocionales o de la comunicación social. La variedad de manifestaciones de estos trastornos y los innumerables matices que se presentan en cada caso individual hace muy difícil establecer un listado más o menos fijo de características comunes. En los últimos años, además, hemos asistido a diversos cambios de denominación y variaciones en la clasificación por parte de la comunidad científica.

No obstante, más allá de las discusiones terminológicas, las características más habituales pueden agruparse en seis grandes grupos:

1. Dificultades para la comunicación verbal y no verbal
2. Dificultades para la socialización
3. Intereses restringidos
4. Hiper- o hiposensorialidad
5. Dificultades en las funciones ejecutivas, la atención, la concentración
6. Dificultades para el conocimiento, la expresión y la interpretación emocional

Nuestra metodología sistémica puede resultar de utilidad incluso para niños y jóvenes sin patología, pero que necesiten un crecimiento personal en alguna de las áreas de la personalidad en general.

SALTO SMALL